Descripción del proyecto

Polux

Fue rescatado de las calles de la isla de San Andrés, con tan solo 3 meses de edad, se la pasaba por las calles deambulando en busca de comida y ayuda, pero ninguno lo ayudó, todos lo ignoraban. Hasta que una compañera de causa fue la excepción y decidió darle una mano y hacer algo por él.
Nosotros decidimos intervenir en este proceso y lo trasladamos a Bogotá para poder tratarlo y darle una segunda oportunidad.
Le tomó varios meses para sanar sus heridas, recuperarse de los problemas de piel y de parásitos que presentaba.
Luego de este tiempo decidimos iniciar su proceso de adopción y encontramos una gran familia que le abrió su corazón para darle la vida que se merece, una vida llena de mucho amor, respeto y cuidado.