Descripción del proyecto

Miel

Fue rescatada de un caño en la ciudad de Cali, junto a sus 8 hermanos. Todos lograron recuperarse y entregarse en adopción, menos ella. Duró varias semanas más en la veterinaria, pero no lograba recuperarse.
La directora de la fundación Adopta No Compres, Laura Rodríguez, decidió ser su hogar de paso. Poco a poco Miel fue cambiando, sus ojos ya no eran los mismo, estaban sanando y cambiando a un brillo lleno de vida. Su cuerpo mostraba cada vez mejoria, y ganas de vivir.
Con mucho amor y cuidado ella sanó y hoy en día es una linda gatica que adora a su mamá, Laura. (Si! fue un hogar de paso que terminó en definitivo) y a toda la manada.