Descripción del proyecto

Lucky

Este pequeño bebe fue rescatado en plena calle de San Andrés, en una de nuestras brigadas de esterilización íbamos conduciendo y casi lo atropellamos. Percibimos algo muy pequeño que estaba moviéndose y cuando fuimos a ver, era este lindo chiquito de solo días de nacido.
Era tan pequeño que tuvimos que ser mamá canguro para poder alimentarlo cada dos horas con biberón. Su madre le transmitió muchas enfermedades, por lo cual Lucky fue un gatico muy enfermo, pero vivió feliz durante más de 4 años y medio. Desafortunadamente hoy Lucky no nos acompaña. Murió debido a una insuficiencia renal y gingivitis, pero gracias a él, Adopta No Compres sigue trabajando por los miles de gatos que nacen en Colombia en condiciones lamentables, precarias, esperando por una oportunidad de vida.