Descripción del proyecto

Cosita

Esta gatita de solo 20 días de nacida que fue arrojada a la basura en la isla de San Andrés. De allí fue rescatada y trasladada a la ciudad de Bogotá para comenzar una nueva vida. Era tan pequeña que ocupaba el tamaño de nuestras manos. Tuvimos que darle leche materna con biberón cada dos horas y ser mamá canguro para ayudarla a salir adelante.
Cosita enamoró a la directora Laura y hoy en día hace parte de la manada de la fundación, alegrandonos con sus travesuras y su particular forma de maullar.