Descripción del proyecto

Alma

Fue rescatada de Soacha en un taller mecánico debajo de un carro donde la habían quemado, estaba llena de gusanos, sus orejas estaban descomponiéndose, todo su cuerpo tenía sarna, le pusieron aceite caliente y su piel había empeorado. Su mirada y su cuerpo nos pedía ayuda, decidimos llevarla a la veterinaria y hospitalizarla. Allí duró varios meses sanando sus heridas y recuperándose de los fuertes problemas de piel que presentaba. Una vez finalizó todo el tratamiento decidimos arrancar con su proceso de adopción y encontramos una familia muy responsable que se enamoró de esos lindos ojos y ese hermoso cuerpito que hoy en día son felices disfrutando de esta nueva oportunidad que la vida le dió.