Simón es un isleño muy suertudo. Indira Pérez, una gran mujer que cada día vela por el bienestar de los animales en la Isla de San Andrés, se encontraba dando una vuelta a la Isla en su moto cuando encontró el cuerpo de un cachorro en la mitad de la calle botado y lleno de moscas.

Ella bajo de su moto para recogerlo y dejarlo a un lado de la vía para que los carros y motos no pasaran nuevamente por encima de él, creyendo que estaba sin vida.

Al tomar su pequeño cuerpo en sus brazos se dio cuenta que éste aún respiraba, y que se encontraba en un estado de shock porque había sido atropellado, el golpe fue tan fuerte que lo dejó agonizando en la carretera. Por supuesto quien lo atropelló no tuvo intención de ayudarlo y siguió su camino.

Simón fue llevado de inmediato a la veterinaria y luego transladado a Bogotá para continuar con su recuperación.

A Simón tuvieron que amputarle una de sus paticas delanteras que quedó muy afectada después del accidente pero salió muy bien y comenzó terapia para acoplarse a sus tres paticas.

Simón muy pronto encontró a Jimena, una gran mujer con un corazón bondadoso que al igual que su esposo se enamoró de Simón desde que fue publicado la primera vez y tuvo la oportunidad de ir a conocerlo en San Andres Islas.

Jimena y su esposo siguieron de cerca todo el proceso de Simón e incluso tuvo tanto interés por ayudarlo que hizo una rifa en su trabajo para ayudar con una parte de su cirugía. ¡Decidió adoptarlo y darle esa segunda oportunidad que tanto necesitaba para ser feliz!

Ahora Simón corré feliz con sus tres paticas y recibe amor a montones de su nueva familia.

¿Quieres ayudar a otros perritos que como Simón necesitan de ti?