Hace unos meses mientras estábamos en una jornada de esterilización en San Andrés un señor se nos acerca a pedir ayuda porque había visto un perrito muy malherido en un monte y no se dejaba que nadie se le acercara.

Atendimos su llamado y efectivamente encontramos al perrito con heridas de machete que tenian ensu barriguita partida en dos. Fue muy difícil rescatarlo porque estaba agresivo y nervioso pero lo logramos e inmediatamente fue llevado a la veterinaria para revisarlo y curarlo.

Realmente no creímos que lograra sobrevivir a este terrible ataque en donde tuvieron que suturar casi 60 puntos. Pero Chocorramo luchó con todas sus fuerzas, se aferró a la vida, y con amor y cuidado logró recuperarse.

Después de muchos meses de recuperación, Chocorramo ahora es un hermoso y saludable perrito. Todavía presenta algunos problemas de comportamiento que se han ido solucionando gracias a la ayuda profesional de un entrenador.

Chocorramo todavía necesita de ti para socializarse.